share
arrow_upward

Gimnasia Sueca

La gimnasia como se conoce hoy en día, no siempre fue así, pues diversas escuelas estructuraron sus fundamentos teóricos, movimientos y perspectiva del cuerpo humano y lo que puede llegar a hacer. Por cuanto se compone de actividades motoras que fortalecen y otorgan flexibilidad.

Una de estas es la gimnasia sueca, la cual tiene un carácter médico y rehabilitador por lo que representaba para la sociedad de ese momento. Desde entonces, el modelo de la disciplina se conoce como gimnasia sueca Ling y ha servido de fundamento e influencia para otras escuelas de gimnasia.

No obstante, su importancia reside en el carácter pedagógico de su enseñanza y la gimnasia sueca ejercicios tablas con movimientos y funciones específicas para desarrollar el cuerpo. Este grupo de ejercicios fue tomado de la gimnasia sueca libro y hoy en día constituye una práctica gimnasia sueca en casa.

Que es la gimnasia sueca y donde se origina

Los inicios de lo que es la gimnasia sueca se remontan al siglo XIX, cuando Pier Henrik Ling creó un método que envuelve los aspectos anatómicos, biológicos y correctivos de la gimnasia. Consecuentemente, el médico, militar y profesor incorporó principios dogmáticos y científicos para fundamentar una educación integral concebida en el desarrollo anatomofisiológico del ser humano.

El objetivo de que la gimnasia sueca incorporara tres aristas, también relacionadas a las áreas de conocimiento de Ling, fue establecer lineamientos al soldado y al estudiante. De manera, que el individuo encontrara en esta disciplina un sentido estético basado en el fortalecimiento del cuerpo y la corrección de sus defectos, al menos los físicos. El fin de la instrucción era que fuese impartida como materia obligatoria en la educación de jóvenes, ya que era un medio para corregir vicios de postura y mejorar la calidad de vida.

La gimnasia sueca se caracteriza por no tener niveles de ejecución, pues el sentido de competición no está arraigado a su fundamento. Como parte de la gimnasia sueca historia y su contexto, sus competencias estaban más orientadas a desarrollar y corregir los miembros atrofiados de las clases más afectadas por el período de pobreza y aislamiento que había padecido el pueblo sueco en el siglo XIX. Así, su metodología simple estaba influenciada por su contexto histórico y el aporte que podría ofrecer a su sociedad.

Entonces, lo que la gimnasia tradicional sueca es como disciplina es una contraria a otras que buscan exaltar las aptitudes y la complejidad de ejecuciones individuales, porque persigue fomentar la salud colectiva. Para su práctica, Ling desarrolló las anillas, la barra fija, las escaleras oscilantes y la soga como parte de la gimnasia sueca ejercicios tablas.

Una vez se establecieron los principios básicos y la gimnasia sueca características, Ling dividió la gimnasia sueca en cuatro ramas que visibilizan los pilares bajo lo que se fundamentó, pero que todas parten del principio educativo.

Chica realizando un ejercicio de gimnasia sueca en casa.

Gimnasia sueca características

La gimnasia sueca como eje pedagógico responde a lo que Ling llamaba gimnasia educativa por cuanto busca crear y conservar la salud, especialmente el estado físico, para que el individuo evada el desarrollo de enfermedades. Respecto a la gimnasia sueca ejercicios tablas, existen prácticas con aparatos y sin aparatos.

Seguidamente, se incorpora la gimnasia médica, cuyo fin es atacar y mejorar las dolencias y los defectos físicos. No obstante, Ling criticó la orientación que desarrolló, por cuanto adquirió protagonismo en la instrucción educativa de la gimnasia, aunque deriva de la la gimnasia sueca como eje pedagógico.

El sentido más práctico se ubica en la gimnasia militar, que incorpora ejercicios con aparatos como la bayoneta, el florete, el sable y el tiro; no solo típicos de la época, sino también herramientas de preparación para y utilización en la guerra.

Por último, la gimnasia estética agrupa el sentido más vistoso y cultural de lo que se asocia a la gimnasia sueca porque se enfoca en las posiciones y movimientos del cuerpo para mostrar y dar a conocer ideas y conocimientos a los observadores. En consecuencia, incorpora la práctica de bailes autóctonos suecos. Por las dedicaciones profesionales de Ling y los pilares bajó los que inició la gimnasia sueca, se dice que esta fue la rama que menos desarrolló.

Gimnasia sueca ejercicios tablas

No obstante, la sistematización de la disciplina y su posterior clasificación de gimnasia sueca ejercicios tablas con orden específico se le debe al hijo de Ling, Hjalmar, quien permitió que la obra de la escuela sueca tuviese otras interpretaciones. Con los esquemas como práctica y lecciones, la gimnasia fue más estética, analítica y correctiva e influenció escuelas y ramas posteriores.

Con la tabla de gimnasia, compuesta por ejercicios sistematizados, los practicantes de la gimnasia sueca empezaron a ser capaces de ubicar puntos específicos del cuerpo para trabajarlos y, consecuentemente, generar cambios en los hábitos previamente aprendidos. Por lo que, también, la gimnasia sueca forma parte de lo que se denominan ejercicios físicos artificiales y no incluye aparatos, pues se estructura en movimientos metódicos del cuerpo. Asimismo, a la gimnasia tradicional sueca se le considera como punto central del movimiento muscular activo.

En la gimnasia sueca ejercicios tablas se resalta que la actividad física “guía, favorece y vigoriza el desarrollo natural del cuerpo humano de manera armónica, con la principal finalidad de conseguir la salud al beneficiar cuatro grandes funciones: respiración, circulación, asimilación e inervación.”

Con esos fines, la gimnasia sueca características se relacionan con la progresividad con efectos visibles en el esqueleto. Así, ayuda a las funciones de nutrición, corrige defectos del organismo, favorece desarrollo normal del cuerpo y ayuda a prevenir enfermedades. En general, mejora las funciones fisiológicas de respiración, circulación, asimilación e inervación.

Estas ventajas de su práctica, entonces, derivan de la gimnasia sueca ling que buscaba combatir numerosas enfermedades de tipo pulmonar típicas de su época mediante ejercicios físicos. No obstante, se considera que la gimnasia tradicional sueca tiene limitaciones en cuanto a salud y fuerza por la especialización de sus ejercicios.

Mujer haciendo gimnasia sueca en el suelo

Gimnasia sueca en casa

La práctica de la gimnasia sueca ejercicios tablas supone ejercicios específicos para coadyuvar al funcionamiento de los sistemas del cuerpo, según gimnasia sueca libro. De allí se derivan ejercicios con cuatro efectos principales: higiénicos, correctivos, económicos y morales y psíquicos.

Los movimientos que producen efectos higiénicos coadyuvan a las funciones de circulación y respiración mientras que los de efecto correctivo fortalecen los músculos del dorso y el abdomen. En cuanto a los ejercicios que producen efectos económicos, estos se derivan del conocimiento y la medición de la fuerza individual para evitar el desgaste y producir el mayor beneficio posible. Finalmente, están los movimientos que generan efectos morales y psíquicos como el placer, la animación y las cualidades de la moral.

Para desarrollar la gimnasia sueca en casa debe escogerse una función de la gimnasia sueca ejercicios tablas. Así, se presenta la estructura de ejercicios de orden para captar la atención y ejercicios preparatorios que estimulan al cuerpo.

Seguidamente están ejercicios fundamentales que incluyen movimientos de piernas, dorsales, equilibrio, suspensión, abdominales, laterales, de saltos y extensión; y ejercicios respiratorios que producen cambios favorables en la distribución de la sangre y el oxígeno. Para culminar están ejercicios finales que ofrecen efecto calmante al cuerpo.

En cuanto a la gimnasia neosueca, los movimientos se estructuran en introducción, que corresponde a los ejercicios de orden; en parte principal, que supone los ejercicios derivados que trabajan las partes específicas del cuerpo; y en parte final, que es el retorno a la posición inicial y culminación de los movimientos.

El fundamento de la gimnasia sueca inicia con posiciones básicas que se convierten en posiciones derivadas para producir beneficios en el cuerpo. Cada movimiento antes de ejecutar algún ejercicio puede iniciarse de pie, de rodillas, sentado, tendido y suspendido. A continuación se practican los ejercicios fundamentales involucran brazos, piernas, tronco, saltos, trepas y destrezas.

De acuerdo al Manual de gimnasia sueca, la duración del ejercicio es proporcional al trabajo muscular al igual que la velocidad, es decir, mientras mayores son ambas variables más resultados se obtienen. La gimnasia sueca libro recomienda de 30 a 45 minutos después del entrenamiento para niños de 7 a 10 años, de 45 a 60 minutos para jóvenes de 10 a 14 años, y de más una hora de 14 años en adelante, lo cual incluye adultos.

Chica haciendo gimnasia sueca en la naturaleza.

Práctica de la gimnasia sueca en casa

Es importante tener en cuenta que cada movimiento de flexión involucra una expiración profunda y cada movimiento de extensión una inspiración. El primer grupo de ejercicios es de colocación inicial. Luego, segundo grupo corresponde a movimientos de cabeza, tercer grupo es de extremidades superiores, cuarto grupo es de extremidades inferiores, quinto grupo es de movimientos del tronco hacía adelante, séptimo grupo es de movimientos laterales del tronco, octavo grupo es de rotaciones del tronco y noveno grupo es de movimientos de equilibrio.

De ahí en adelante, los movimientos se enfocan en funciones. En el décimo grupo se acelera la respiración y circulación mediante saltos, carreras y juegos, y en el undécimo grupo se trabaja la respiración. Finalmente, el duodécimo grupo supone la terminación de la lección.